Cuando descubras lo que la mayoría de los gerentes exitosos saben, desatarás los secretos para convertir incluso a trabajadores ordinarios en trabajadores extraordinarios de alto desempeño. En la gestión, no hay respuestas que sean correctas en todas las ocasiones, por esto, la gerencia es una ciencia inexacta.


Algunos de los vínculos en la entrada son «Vínculos de afiliado».

Esto significa que si haces clic en el vínculo y compras el producto, recibiré una comisión de afiliado.

Más allá de eso, solo recomendamos productos o servicios de calidad, que utilizamos o creemos que agregarán valor a nuestros lectores.


Gerencia

En su libro Gerencia el autor Brian Tracy, nos habla de las 21 ideas clave que podemos aplicar para convertirnos en gerentes más eficaces. (Librerías Gandhi) Probablemente te pregunte ¿Por qué es importante este tema?, pues bien, personalmente creo que el correcto funcionamiento de una empresa depende de sus gerentes.

Aclaro y recalco, EL CORRECTO FUNCIONAMIENTO DE UNA EMPRESA DEPENDE DE SUS GERENTES, no hablo del éxito de ella. Si bien, un buen gerente tomará las decisiones adecuadas para que la empresa alcance y logre sus metas, su éxito depende de muchos otros factores y personas que participan para que esto se logre, pero eso es harina de otro costal.

¿Por qué la gerencia es una ciencia inexacta?

He iniciado, dirigido, construido equipos y ayudado a reflotar diferentes proyectos dentro de mi empresa, la cual se encuentra dentro del ramo de autoservicios – específicamente, operación de estacionamientos en diferentes estados del país y además de tener experiencia en diferentes sectores, por lo que puedo decirte que cada negocio es diferente y se debe operar y administrar de forma diferente, incluso cada proyecto de mi empresa aunque, se deben seguir los mismos procedimientos la forma de operar es diferente en cada uno, por esto, en los negocios, no hay respuestas que sean correctas en todas las ocasiones. La clave para que un gerente tenga éxito es aprender y practicar, las veces que sea necesario para pulir y mejorar en tu área de gestión.

Cuando Vince Lombardi asumió el mando de los Green Bay Packers, le preguntaron: ¿Cómo vas a cambiar la forma en que este equipo trabaja? ¿Vas a traer nuevas jugadas e ideas de cómo correr la pelota?

Él dijo: “No, simplemente vamos a convertirnos en un equipo brillante en lo básico.

Brian Tracy, Gerencia, Grupo Nelson, pp. 2-3

Definición de gerente

Un gerente es la persona dentro de una organización encargada de obtener resultados trabajando con y por medio de otros. La fuerza de las empresas está determinada por la calidad de sus gerentes a cualquier nivel, las actividades que realizan, las decisiones que toman y la forma de hacerlo son los factores que hacen que una organización cumpla con los objetivos y alcance sus metas.

¿Qué es un gerente excelente?

El gerente excelente es aquel que siempre da lo mejor de sí para conseguir resultados superiores, aquel que maximiza el desempeño de su equipo, explotando el potencial de cada uno de sus colaboradores, permitiendo que estos, realicen una contribución mayor a la empresa.

De esta manera se entiende que, el gerente excelente es quien toma decisiones correctas, dirige y guía, delega productivamente, centra su atención y los recursos en actividades de alta rentabilidad, define sus áreas de resultados clave, contrata y despide efectivamente, forma equipos de alto desempeño, organiza reuniones funcionales, fomenta el espíritu de equipo, comunica con claridad, es ejemplo para sus colaboradores, toma buenas decisiones rápidamente, y más.

 Brian Tarcy, nos ofrece técnicas y herramientas, métodos e ideas en sus 21 ideas clave para convertirte en un excelente gerente.

21 ideas clave para convertirte en un excelente gerente

1. Las cuestiones clave de la eficacia gerencia

Para iniciar, es importante hacerse las preguntas correctas y saber responderlas una y otra vez. Esto te ayudará a estar despierto y no dormirte en tus laureles, enfocarte en ellas agudiza tu percepción, amplia tu campo de comprensión, te da respuestas, ideas y puntos de vista diferentes para ser más eficaz y te permitirán realizar una aportación más valiosa para tu empresa.

¿Por qué estás en nómina? Los buenos gerentes deben estar enfocados en los resultados.

¿Cuál es la contribución única que tú puedes hacer? Todo gerente tiene o hace algo que, si se hace correctamente marca una diferencia significativa dentro de la organización.

¿Qué estás tratando de hacer y cómo estás tratando de hacerlo? Los gerentes se concentran en aquellas cosas, aunque sean pocas, que marcarán una diferencia real.

¿Qué cosas das por hecho? Tus suposiciones deben ser cuestionadas.

¿Podría haber una manera mejor? Hagas lo que hagas hoy, posiblemente hay diferentes maneras de hacerlo mejor y conseguir los mismos objetivos, mantén tu mente abierta.

2. Céntrate en las áreas de resultados clave

Las áreas de resultado clave, son las áreas más importantes en las que el gerente contribuye, centrarte en ellas te ayudará a ser más eficaz, en tu futuro y el éxito de tu carrera.

Existen 7 áreas de resultado clave, cada una de ellas es importante, independientemente de tu posición, depende de las circunstancias en las que te encuentres o del tipo de negocio su importancia variará y será más importante que otras en ciertos momentos. Debes estar atento a ellas, si quieres mejorar y rendir en cada área.

  1. Los clientes cuentan
  2. Beneficio y pérdida
  3. Céntrate en la calidad
  4. Produce más con menos
  5. Innovación y creatividad
  6. Haz crecer a tu gente
  7. Desarrollo de la organización

3. Establece estándares de rendimiento

Estándares de Rendimiento
Establece Estándares de Rendimiento

Una vez que determinaste tus áreas de resultado clave, debes asignar a cada una de ellas estándares de rendimiento, para que rindas al máximo como gerente.

Incluso, establece estándares de rendimiento para trabajo y función los cuales sean tu responsabilidad. Ten presente que tu personal necesita saber qué esperas y el nivel de calidad requerido. Estos estándares deben ser específicos, medibles y con fecha de entrega o tiempo límite de conclusión del trabajo.

4. Concentra tu energía

El manejo efectivo del tiempo se reduce a una simple pregunta: ¿Cuál es el uso más valioso que le puedo dar a mi tiempo en este momento?

En un mundo lleno de distracciones en el que es tan sencillo desviar tu atención a cosas improductivas, tu capacidad para concentrarte es absolutamente esencial para tu éxito. De modo que, desarrollar tu capacidad de concentrar tu tiempo, atención y talento en aquellas actividades que marcan una diferencia, te permitirá tener éxito en tu trabajo.

5. Las funciones vitales de la gerencia

A nivel gerencial debes rendir a cierto nivel si quieres ser capaz de realizar tu trabajo adecuadamente. Hay 7 funciones vitales de la gerencia, la ausencia de una de ellas puede llevarte a fracasar como gerente.

  1. Haz planes
  2. Organízate
  3. Encuentra a las mejores personas
  4. Aprende a delegar
  5. Mantente encima (En particular el nombre que asigna el autor no me agrada, preferiría solo “Supervisa”, la supervisión según mi punto de vista no requiere de hostigar al empleado)
  6. Mantén a la gente informada
  7. Establece estándares claros

6. Gestión por objetivos

La gestión por objetivos es una excelente manera de multiplicar tu productividad, al asignar trabajos y responsabilidad a empleados experimentados o con capacidad para realizar una tarea específica. Este es una de las formas de aumentar la competencia y la confianza en tus colaboradores.

La GPO, se utiliza cuando tienes empleados que han demostrado tener la capacidad o experiencia necesaria para hacer un trabajo de calidad. Podría ser, conseguir cierto nivel de ventas, inicio y finalización de un proyecto nuevo o la transformación de una unidad de negocio o departamento. El objetivo es asignar la tarea completa.

7. Gestión por excepción

Aplicar la gestión por excepción te ayuda a ahorrar tiempo en el cumplimiento de tareas y funciona de la siguiente manera.

Una vez que asignas una actividad o tarea y estableces las medidas y límites de tiempo, debes aclarar al encargado de realizarla que, solamente debe solicitar tu apoyo u opinión si se presenta alguna variación o idea nueva sobre lo acordado: En este tipo de gestión, la falta de noticias son buenas noticias y puedes suponer que las actividades y el trabajo en sí, se realiza según lo planeado.


Esta es una clave con la que no concuerdo con el autor, según mi opinión el gerente es responsable de toda actividad realizada en su área de responsabilidad ya sea, una unidad de negocio o departamento; entonces, al aplicar este tipo de gestión debe delegar la tarea sin supervisarla.

Hay una frase que escuché en una reunión anual realizada por parte de mi empresa, con la que concuerdo, ya que la gerencia no puede poner pretextos por no realizar o cumplir con sus tareas, responsabilidades u objetivos “Tarea no supervisada, vale para pura chin…”

Independientemente, de la capacidad y confianza que tengas en tu personal, no debes dejar de supervisar y no porque los vigiles constantemente u hostigues, sino más bien, para asegurarte de que se hagan de manera correcta.

Ciertamente, uno de los objetivos de los gerentes excelentes es, crear equipos de alto desempeño, pero (y lo aclaro nuevamente, es mi opinión personal) no puedes como gerente desentenderte por completo de tus responsabilidades y pasarlas a otros. Puedes crear equipos de alto desempeño, mostrando tu confianza y motivarlos aun cuando supervisas TODAS las tareas.


8. Delega eficazmente

Delegar es tanto un arte como una ciencia. Esta habilidad esencial de la gestión te ayudará a cambiar de los que puedes hacer a lo que puedes controlar. Además, delegar tareas permite que influyas de manera positiva en tus colaboradores, desbloqueando y liberando todo su potencial.

Tu capacidad para delegar correctamente es una función vital de la gerencia y un concepto clave en tu éxito como gerente. El punto principal que debes tomar en cuenta para la delegación de tareas es tener claro el trabajo que debe hacerse. Una vez que sabes exactamente lo que debe hacerse deberás seguir estos seis pasos desde la asignación hasta la culminación de la tarea delegada.

  1. Selecciona a la persona adecuada
  2. Explica los resultados que quieres
  3. Evita malentendidos
  4. Delega la tarea completa
  5. No interfieras ni retomes el trabajo
  6. Revisa el progreso regularmente

9. Fomente a los grandes trabajadores

Una de tus responsabilidades principales como gerente es contribuir de manera positiva en el rendimiento de los integrantes de tu equipo. Los colaboradores más productivos son aquellos que se sienten motivados, positivos y comprometidos con su trabajo. Las personas que se sienten a gusto y contentas en su trabajo, realizan un trabajo de mayor calidad y mucho mejor que aquellas que no lo están.

La autoestima es lo que diferencia a los buenos trabajadores de los malos (porque los hay), la autoestima se define como: “cuánto te gustas a ti mismo”. Entonces, cuanto más se guste y se respete a sí mismo alguien, mejor rendimiento tendrá y mejor trabajará con otros y por ende, más confianza y competencia tendrá.

Te preguntarás, ¿Cómo puedo contribuir en el rendimiento de mis trabajadores?, a continuación te comparto una lista de 7 conductas o condiciones gerenciales que puedes crear para motivar a los integrantes de tu equipo, a la vez que elevas su autoestima e incrementas su rendimiento.

  1. Desafíalos
  2. Dales libertad
  3. Respétalos
  4. El factor amistad / Calidez
  5. Mantén el contacto
  6. Déjales ganar
  7. Espera lo mejor

10. Consigue una ventaja gerencial

Uno de tus objetivos como gerente es incrementar la calidad y cantidad de tus salidas relativas a tus entradas. Existen diferentes maneras de incrementar tu productividad e incluso multiplicarla como gerente.

Lo primero y más importante, trabaja más duro. Una vez que llegues a trabajar, toma la decisión de trabajar todo el tiempo que trabajes, no pierdas tiempo. Las charlas con compañeros, beber café, navegar por internet, leer el periódico, en horas de trabajo te distraen y reducen tu productividad. Si, eres el jefe ¿Y…?


He visto muchos gerentes que, delegan tareas y se olvidan de ellas y gastan su tiempo platicando o navegando por internet, al final las tareas delegadas no se concluyen o se realizan con errores y estos se excusan diciendo que él no la hizo y tratando de culpar a sus colaboradores, cuando la responsabilidad es suya. Al yo escuchar su excusa, puedo decir que es un mal gerente (es mi opinión).


Una triste realidad es que la mayoría de los gerentes son perezosos, no es políticamente correcto decirlo, pero todos lo saben. La mayoría busca el camino de menor resistencia en cada acción y se esfuerzan continuamente por hacer el mínimo trabajo posible a lo largo del día.

Tú puedes hacer de tus actividades un hábito, trabaja más duro, y después todavía un poco más. Desarrolla tu reputación de ser la persona que trabaja más duro en tu compañía. Por esto te comparto, 6 tips para ser más productivo.

  1. Acelera el paso
  2. Trabaja más horas (Si se requiere)
  3. Establece prioridades
  4. Aprieta las tuercas
  5. Aprovecha el trabajo en equipo
  6. Agrupa tus tareas

Ojo, con trabajar más duro no quiero decir que toda tu vida la gastes en la compañía, si se requiere de unas pocas horas más adelante, incluso días seguidos, demuestra tu capacidad y tu compromiso con la empresa. Hoy en día todo es para hacerte creer que todo es fácil y no lo es.

Por ejemplo, hay una frase de dice “No trabajes duro, trabaja inteligentemente”. Cualquiera que quiera saber y DOMINAR al 100% su negocio o su área de gestión, debe conocer cada actividad realizada en ella, deberá conocer qué y cómo se maneja cada turno que se opere, de esta manera nadie podrá jugarte el dedo en la boca. Conocer de arriba abajo, cada actividad, cada turno, la responsabilidad de cada puesto, cada acción realizada dentro de tu compañía, eso es trabajo duro. Esta es la razón por la que miles de negocios fracasan rápidamente, son dirigidos por gerentes que no quieren trabajar duro y creen que trabajan inteligentemente. El trabajo duro, se realiza inteligentemente a fin de que nadie quiera dirigir TU empresa por ti.


11. Contrata al personal adecuado

Contratar al personal adecuado

Tu capacidad para contratar a la gente adecuada para ayudarte a hacer el trabajo, determinará tu éxito tanto como cualquier otro factor. Si no puedes contratar buenos empleados, terminarás teniendo que hacer gran parte del trabajo tú mismo. Los gerentes que no pueden multiplicarse a sí mismos por medio de otras personas nunca serán ascendidos a posiciones de mayor responsabilidad.

Te comparto 4 tips para que tomes en cuenta a la hora de contratar al personal adecuado:

  1. Piensa sobre el papel
  2. La fórmula LATA
  3. La regla de tres
  4. Otras tres personas

12. Despide a los incompetentes

El trabajo más estresante de un gerente es despedir a un empleado y lo segundo más estresante es que él sea despedido. Un gerente que contrata a una persona incompetente, es un incompetente. Un gerente que mantiene a una persona incompetente es su puesto, es aún más incompetente.

Mantener a la persona equivocada en su puesto desmoraliza a los miembros del equipo y tarde o temprano llegan a la conclusión de que si a un incompetente se le paga lo mismo que a ellos y recibe los mismos privilegios, ¿para qué intentan hacer un buen trabajo?

Claro que todos dentro de una compañía saben quién es competente y quién no. Se sabe muy rápido, todos en cualquier empresa saben el nivel de competencia de todos los demás, no hay sitio para huir o para esconderse.

A continuación, te indico 5 consejos para despedir correctamente:

  1. No seas cruel
  2. Despide profesionalmente
  3. Practica el disco rayado
  4. Ten un plan
  5. Lleva un testigo

13. Mantén reuniones eficaces

Fácilmente, entre el 25% y 50% del tiempo de gerencia se pasa en reuniones, estas son parte inevitable y necesaria de la vida de una organización. No se pueden evitar, así que deberían hacerse más eficaces.

Las 3 clases de reuniones más comunes que tendrás son: 1) para compartir información; 2) para resolver problemas; y 3) para anunciar nuevos productos, servicios o personas.

En toda reunión la claridad es esencial, las reuniones pueden ser la mayor pérdida de tiempo a menos que se realicen de forma adecuada. Además, estas son cara y puede determinar el costo de una reunión multiplicando el salario de una hora de cada uno de los asistentes a la reunión. De esta forma llegarás al costo total que representa sacarlos de su jornada laboral.

Es importante tener en cuenta ciertos puntos que te ayudarán a realizar reuniones eficaces.

  1. Prepara un orden del día
  2. Sé puntual
  3. Déjalos marchar
  4. Oriéntate a la acción
  5. No domines

14. Fomenta el espíritu de equipo

Construir un equipo es una habilidad esencial de los gerentes eficaces. Tu capacidad de reunir y trabajar con un equipo eficaz será clave para tu promoción y es una de las cualidades principales que las empresas prefieren cuando buscan gerentes de alto potencial.

La Standford Graduate School of Business hizo un proyecto de estudio de 30 años acerca de las cualidades necesarias para convertirse en un alto ejecutivo de una gran corporación. Las investigaciones descubrieron que todos los altos ejecutivos de las compañías de Fortune 500 parecían tener dos grandes cualidades en común.

La primera era la capacidad de funcionar bien en una crisis. “Cuando las cosas se ponían duras, los duros se ponen en marcha”. Este talento demostrado en las primeras etapas de sus carreras, les permitía recuperarse de problemas y reveses, lidiar con ellos eficazmente y presionar para conseguir los objetivos de la compañía.

La segunda cualidad que tenían en común los mayores ejecutivos es la capacidad de formar y trabajar como parte de un equipo. Cuando comenzaron sus carreras eran excelentes jugadores en equipo. Se ofrecían voluntarios para cada tarea. Avanzaron rápidamente hacia el 20% de los miembros del equipo que hacían el 80% del trabajo.

Brian Tracy, Gerencia, Grupo Nelson, pp. 61-62

6 consejos para lograr fomentar el espíritu de equipo.

  1. Sé un jugador de equipo
  2. Una habilidad enseñable
  3. Habla y comparte ideas
  4. Celebra eventos importantes
  5. Mantén a la gente informada
  6. Tres niveles de desarrollo

15. Toma buenas decisiones

Toma buenas decisiones

La resolución es una cualidad de los gerentes eficaces. Es muy complicado lograr un ascenso o avance  hasta que un gerente desarrolla la capacidad de resolver problemas y tomar buenas decisiones.

“No importa qué título o posición esté inscrita en su tarjeta de presentación, o el título universitario que tengas. La verdadera descripción del trabajo que realiza un gerente es solucionador de problemas”.

De inicio a fin, un gerente está resolviendo problemas, grandes y pequeños, uno detrás de otro, sin parar. Si no hubiera problemas que resolver, tu trabajo podría ser reemplazado por una máquina o por un colaborador de menor nivel jerárquico dentro de la compañía.

Por esto, toma en cuenta estos 4 tips para tomar buenas decisiones.

  1. Oriéntate hacia la solución
  2. Toma una decisión
  3. Usa el pensamiento lento
  4. Reduce tus pérdidas

16. Aparta obstáculos para el rendimiento

Dentro de lo que quieres conseguir en tu negocio o vida personal, en medio encontrarás obstáculos que superar y barricadas que tendrás que saltar o sortear. Tu capacidad para lidiar con esos obstáculos que son inevitables en el camino hacia el éxito en la vida es una virtud que se puede aprender.

Esta capacidad, puede hacer más para ayudarte a conseguir tus objetivos que quizá cualquier otra.

Constantemente, la gente confunde un objetivo con una actividad. Dicen: “Tengo una lista de objetivos para cada día”. Pero, no es una lista de objetivos, es una lista de tareas. Un objetivo es algo mayor, algo que requiere superar dificultades y solucionar problemas.

Un objetivo es algo que requiere de valor, persistencia y determinación para conseguirlo. No es simplemente una actividad o algo que hacer.

Te comparto 4 puntos para apartar los obstáculos para tu rendimiento.

  1. Determina tus objetivos
  2. El principio de las restricciones
  3. La regla del 80/20 revisitada
  4. Identifica las restricciones individuales

17. Conviértete en un modelo a seguir

Conviértete en la clase de persona a la que la gente le gusta mirar, admirar y parecerse. Una de las mejores contribuciones que puedes hacer a tu equipo es convertirte en un modelo a seguir.

Los gerentes excelentes, saben que están siendo observados constantemente por su personal y que su conducta establece los estándares para toda la unidad de trabajo.

RECUERDA ESTO, ES MUY IMPORTANTE: No puedes exigir algo que tú mismo no puedes cumplir. Si, aunque seas el “jefe”

Si exiges puntualidad, Sé puntual. Si quieres que ellos utilicen bien su tiempo, utiliza correctamente el tuyo.

Sigue estos sencillos pasos para lograrlo:

  1. Establece los estándares
  2. La soledad al mando
  3. Predica con el ejemplo

18. Haz lluvia de ideas para las soluciones

La supervivencia de cualquier organización es determinada por la creatividad y la innovación. Una de tus responsabilidades como gerente es alentar a cada colaborador para que funcione al nivel más alto de creatividad.

La idea de una persona que ha sido alentada a pensar creativamente a menudo puede suponerle o ahorrarle a la empresa mucho dinero e incluso cientos de horas de trabajo. Una de las formas más poderosas y sencillas de estimular la creatividad de los miembros de tu equipo es la práctica regular de la lluvia de ideas.

Para que una reunión de lluvia de ideas funcione, toma en cuenta estos 10 pasos:

  1. Establece la frecuencia de la reunión, día y hora.
  2. Crea un grupo de lluvia de ideas, de cuatro a siete personas.
  3. Establece un límite de tiempo, de 15 a 45 min.
  4. Define el problema o el objetivo con claridad.
  5. Plantea una pregunta específica en busca de respuestas concretas.
  6. Acuerden que todos suspenderán el juicio durante la sesión, nadie hará comentarios positivos o negativos.
  7. Elijan al líder o moderador de la reunión, a nadie se le permite dominar la conversación, se requieren ideas en concreto.
  8. Elijan a un registrador, es quien escribe las ideas que se generen.
  9. Una vez terminada la reunión, el registrador entrega la lista de ideas al gerente para que las analice y evalúe.
  10. Una vez que el gerente las evalúa, este reúne nuevamente al equipo con el fin de dar forma a las ideas que le resultaron relevantes.

Con una reunión de lluvia de ideas, les muestras a tus colaboradores que su capacidad de pensamiento y creatividad es tanto necesaria como respetada. Cuando le pides a tus colaboradores que piense con creatividad, te asombrarán sus ideas y te sorprenderá lo creativa que puede ser una persona cuando se le da la oportunidad y se le pide que contribuya.

19. Negocia como un profesional

Todos los buenos gerentes son excelentes negociando, ya que normalmente se ve implicado en un proceso continuo de negociar intereses y visiones en conflicto. Cuando negocias por tu cuenta, o en nombre de tu compañía, puedes seguir un proceso para asegurarte de que consigues el mejor trato para ti y para tu negocio.

  1. Sigue un proceso.
  2. Prepara el otro lado primero.
  3. Haz que sea fácil trabajar contigo.
  4. Procura una solución en la que todos ganen.
  5. Piensa a largo plazo.
  6. La ley de los cuatro.
  7. Prepárate para renegociar.

20. Comunícate con claridad

85% del éxito gerencial forma parte de la capacidad del gerente para comunicarse eficazmente con los demás. La mayoría de los problemas que surgen en cualquier tipo de relación son de comunicación. Debes tener perfectamente claro lo que quieres decir, y después ser claro en el modo en que lo dices a otra persona.

  1. El proceso de comunicar
  2. La preocupación distorsiona la comunicación
  3. Tres herramientas de comunicación
  4. Aprende a hablar en pie
  5. Presenta las nuevas ideas despacio
  6. La regla de las 72 horas

21. Consigue la excelencia personal

Probablemente nada afectará más a tu carrera para el resto de tu vida que tomar el compromiso de convertirte en alguien personalmente excelente en las cosas más importantes que haces. En toda empresa hay dos rutas hacia la cima, una es por medio del rendimiento y la otra es por medio de la política; si intentas llegar a la cima a través de la política es casi seguro que te descarrilarás en algún momento.

  1. Céntrate en el rendimiento
  2. Celebra el éxito

Conclusión

Los gerentes con éxito se hacen, no nacen. Se hacen a sí mismos por medio de un trabajo continuo e incesante. Todo el mundo comienza desde abajo y después labra su camino hacia lo alto por medio del trabajo duro y sostenido.

Tú puedes convertirte en un gerente excelente cuando aprendas y practiques estas conductas, métodos y técnicas. Las ideas y estrategias que te comparto, están basadas en más de 30 años de investigación y experiencia con grandes y pequeñas compañías.

Si reconoces que tienes espacio para mejorar en cualquiera de estas 21 ideas clave para convertirte en un excelente gerente, haz algo al respecto.

Yo siempre recomiendo aprender, cualquier cosa que te interese y recuerda que el conocimiento es bienvenido sin importar su procedencia. Lee un libro, asiste a un seminario, escucha podcast, ve videos, pide un consejo a personas que respetes y admires.

Dedícate a mejorar continuamente como si tu futuro entero dependiera de ello. Porque así es.

Ahora coméntanos, ¿Te parece interesante el tema de Gerencia?, ¿Cuáles son tus áreas clave en las que puedes mejorar? En próximos post profundizaremos en cada una de las 21 ideas clave para convertirte en un excelente gerente pero, si deseas que te aclaremos alguno de ellos déjanos un mensaje de contacto, o escríbelo en los comentarios. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.